La maestra Silvia Elena Regalado, ministra de Cultura, y el ingeniero José Miguel Cámbara, director de la Escuela Nacional de Agricultura “Roberto Quiñónez” (ENA), en nombre de las instituciones que representan, suscribieron un Convenio de Colaboración, el pasado 9 de agosto de 2018.

El convenio tiene como objetivo establecer las bases para la cooperación orientada al fortalecimiento de las funciones de proyección social en áreas afines entre el ministerio y la ENA.

Dentro de los compromisos de ambas instituciones se encuentran: realizar en forma conjunta actividades, programas de capacitación, de proyección social y asistencia técnica de interés común; generar y promover la participación de docentes, estudiantes, personal y usuarios en las actividades; intercambiar experiencias e información educativa vinculados a los proyectos ejecutados en común.

De igual manera, facilitar espacios físicos, recursos técnicos y humanos, para la realización de las actividades programadas de manera conjunta, previa verificación de disponibilidad, según normativa aplicable, para el logro de los propósitos del convenio.

Asimismo, velar porque se respeten los horarios asignados y se desalojen los espacios proporcionados en las horas convenidas. Tomar en cuenta el uso y la normativa interna de los mismos y atender las recomendaciones técnicas y administrativas del equipo de trabajo.

Los firmantes, en la medida de sus posibilidades, también tienen el compromiso de impulsar programas y proyectos encaminados a fomentar el arte y la cultura del país; facilitar estrategias metodológicas de prevención de violencia con énfasis en el respeto a los derechos de niños, niñas y adolescentes; así como enriquecer la ejecución de la proyección social de la ENA con estudiantes que, en calidad de servicio social, puedan apoyar proyectos del ministerio.

El presente convenio—suscrito en el auditorio Los Próceres de la ENA— tendrá una vigencia de dos años a partir de su firma; será prorrogable automáticamente por períodos iguales y dejará de surtir efectos legales, cuando así lo determine cualquiera de las partes mediante comunicación escrita con noventa días de anticipación, sin prejuicio del cumplimiento de los programas específicos en curso.